viernes, 30 de noviembre de 2012

Un beso bien vale un estado

Los Estados nacionales o nacionalistas impiden ver el bosque. La generalización de las “nuevas” TIC (Técnicas de Información y Comunicación) han posibilitado un mundo globalizado para la circulación de capitales y mercados (el principal mercado es el de las monedas). Fijar fronteras estatales o establecer nuevas es impedir que un “Estado” impida ver la “Humanidad”. 

 Estas mismas tecnologías han ampliado el concepto de individualidad. Cada uno en su cabaña puede comunicarse con un universo de sujetos igualmente aislados en su propia cabaña. 

  Una vía desolución es la creación artística y su difusión. La anticipó Shiller -1759/1805- Que cada uno en su casa, en su cabaña, a solas, se represente su sueño y su identidad, el instante que le define. Hágalo con arte:  un verso, un color, un silencio rítmico, la conformación de un espacio o un corto audiovisual, por ejemplo. Salga de este modo representado  a su calle, plaza, feria, o súbase a la red. Brotarán relaciones basadas en el desinterés de la belleza. 


 

Cuando escucho que no son buenos tiempos para la lírica, lo considero un error: la respuesta viene de la comunicación. Porque en el principio fue la palabra y si se quiere el baile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo