martes, 6 de noviembre de 2012

LGBT: Un día ROJO en la agenda



Iguales para ser: Iguales para amar 
 

 "El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo",



Esta tarde, tras siete años de una cierta impaciencia legal y, por qué no decirlo, también de normalidad ciudadana, se ha producido el stop constitucional al PP, en su intento de frenar libertades, por mucho que quieran revestir su recurso con la cáscara  nominalista de la palabra “matrimonio".  El PP sigue a los curas en esto del sexo. ¡Que bastante sabrán ellos, célibes por decisión de los  dieciséis obispos, que conformaron el  IX Concilio de Toledo del año 655! 

 

 

Durante el tiempo de vigencia de la norma se han celebrado más de 22.000 bodas homosexuales.


El artículo invocado es el señala el artículo 9.2.

"Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social". 
 
 
Es el mismo cimiento de la exigencia de transparencia en  la vida pública y la justificación  de los presupuestos participativos, en aras a la dignidad de la ciudadanía y a su derecho a posibilitársela por acción  de la representación política.

He explicado tantas veces este artículo constitucional, en defensa de la democracia real, que hoy me he sentido doblemente feliz: 1. Por la ratificación constitucional del derecho del llamemosle movimiento LGBT y 2. Por la invocación que podríampos hacer de este mismo artículo a favor de los Presupuestos Participativos, figura de acción directa ciudadadana, que bien pudiera ser, y de su eficiencia y eficacia tengo experiencia, una salida para la democracia real reivindicada en España desde la Puerta del Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo