viernes, 2 de noviembre de 2012

De Madrid al cielo: García Calvo

De Agustín García Calvo aprendí, en directo, que una de las estrategias del poder y negocio del capital es "llenar el tiempo vacío". ¡Hasta el tiempo, nuestro tiempo libre, pretenden  arrebatárnoslo! A fe que García Calvo no se dejó y lo usó para crearse libre: todo un dios.


 

El filósofo y dramaturgo Agustín García Calvo ha fallecido esta mañana a los 86 años.





 



He asumido como propio, de él lo oí por primera vez, que el tesoro de los dioses es el tiempo,  al igual que la música es la expresión artística de la divinidad. En consecuencia, en un uso laico de la existencia, nuestra tarea más ardua es 1. No dejarse robar el tiempo. 2. Usarlo para crearse libre cada cual, mientras le quede 3. Ir haciéndose a ser posible con música: Recordar que el instante que nos conoce está en el baile.




Himno de la Comunidad de Madrid, letra de Agustín García Calvo y núsica de Pablo Sorozábal Serrano. (24.12.1983)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo