domingo, 1 de agosto de 2010

Bailamos Contigo

Citamos, en la Fundación Baile de Civilizaciones con frecuencia, a Eduardo Mendoza: Como en el folklore, cuando el pobre no mata baila, y cobra sentido nuestra nostalgia de un baile de civilizaciones por venir. No a la Guerra. A partir de hoy, 1 de agosto de 2010, está prohibido el uso, desarrollo, fabricación, adquisición y almacenamiento de las bombas de racimo: bomba «clúster» de caída libre, que al alcanzar una cierta altura, se abre dejando caer cientos de bombetas de diversos tipos, de alto poder explosivo. Las bombas de racimo contienen en su interior cientos e incluso miles de mini-bombas que pueden matar en un radio de 15 metros, y se mantienen activas durante más de 40 años. Estos explosivos han herido y asesinado desde 1965 a más de 100.000 personas, un tercio de ellos niños. Hasta 37 países han ratificado el tratado de 2008, que pone fin a esta bomba, España, entre ellos, mas no lo han hecho Estados Unidos, Rusia y China, entre otros muchos. El tratado lo firmaron 100 países. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sostiene que la entrada en vigor del tratado "representa un gran avance para las agendas humanitarias y de desarme, y ayudará a contrarrestar la inseguridad generalizada y el sufrimiento causado por estas terribles armas, especialmente entre civiles y niños". La Fundación Baile de Civilizaciones se suma a esta celebración, invita a los países más poderosos a ratificar el tratado. No a la Guerra. Un baile de civilizaciones debe sustituir a la guerra entre los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo