sábado, 28 de agosto de 2010

Villahermosa, mi pueblo

Para SENTIR, un Pueblo.

La gran ciudad nos preserva el anonimato, pero impide el conocimiento mutuo cercano.
EN EL PUEBLO NOS HAN NACIDO LOS SENTIMIENTOS Y AL PUEBLO VENIMOS A VOLVER A SENTIRLOS: SI ES POSIBLE, A REVIVIRLOS.
Nosotros somos de aquí, de Villahermosa.
Aquí hemos nacido y dado los primeros pasos. Habremos de contárselo a nuestros hijos y ellos a los suyos y nuestros nietos y así a los hijos de sus hijos, para mantener viva la historia de nuestros padres.
Con los primeros años se aprenden sentimientos que siempre te acompañan.

+ Amistad y Libertad
Para ser felices hacen falta dos o tres. Este sentimiento de hermandad, amasado con el sentir de independencia y libertad se aprende en la Fiesta de la Carrasca. La Fiesta es libertad y risas. - Toda la Fiesta, tres días y tres noches, se sintió dueña de sí y estuvo bien acompañada. Libres. La fiesta los hizo felices.

+ El pudor del placer
No se le puede llamar sexo a aquel cosquilleo que les hizo ruborizar, pero nació también el pudor en aquel mecerse entre las varas del carro. - Tan pequeños eran ella y él, si cabe, más pequeño, que jugaban como niños a balancearse juntos sobre las varas de un carro aparcado en la calle. Risas, alguna revuelta y caían. Años 4 y 5. Vuelta al columpio improvisado y al cruce de piernas y choque de torsos y –anda, vamos a dejarlo; otro día jugamos a lo mismo, ¿quieres?, dijo el niño. Bajaron los ojos y se separaron corriendo, deseando que volviese el amanecer de mañana para jugar al columpio.

+ Austeridad
- Échame un real de sosa, pidió la hermana. Toma, tres patacones. – No tengo perrillas para devolverle. – Pues quítame un poco sosa y me cobras dos. La austeridad y la honradez pueden convivir juntas.

DESEOS DE PREGONERO
Cuando el alcalde Isidro, me ofreció el honor de pregonar la feria de 2010, vine a pensar en los consejos que a todos os daría y muy principalmente al corregidor Isidro y a sus ediles.
Organizad el pueblo para los sentidos:
Que vuestras calles huelan bien, como el Pan recién hecho.
Que en las calles se oiga la música, como se oía la banda con el Maestro Tomás Castell.
Gustad, besaos:
“cada noche de feria, en los labios de todas las personas que en Villahermosa duermen por feria, como un milagro sucede: el duende de los cuentos, que vive en el país de las hadas, pone, mientras duermen, en todos los labios una pizca de azúcar. Sólo lo saben quienes a la mañana se besan” (cuento cubano de Francisco Garzón Céspedes).
Miraos con buenos ojos, poned plantas en los alcorques, adornad los parques y los caminos al pozo nuevo, al pozo santo, a la virgen de los dolores, a santa ana, a san sebastián, al santo cristo. Coronad de flores a las quintas en romería.
Saludaos siempre, mantened la lealtad de un apretón de manos.
Invitadnos al Pueblo para que disfruten los sentidos.
Alcalde y Villahermoseños todos. Vosotros nos lo conserváis y mejoráis, ¡Cómo cambia el pueblo y qué bien!
Enhorabuena, a todos. Gracias: Isidro, alcalde.
Invitad también a quienes ahora estamos esparcidos por el mundo: en Andalucía y el País Vasco, en Galicia, Cataluña, Aragón, Asturias y Cantabria, Navarra, Valencia, Castilla y León, Extremadura, Canarias y Baleares, Murcia, Madrid, La Rioja y en las ciudades de Ceuta, Melilla, Albacete, Ciudad real, Cuenca, Guadalajara, Toledo y en Francia, Suiza, Alemania, Inglaterra y Nueva York y Méjico. Invitadnos a los 50.000 que somos villahermoseños en el mundo.
Por invitarnos merecéis el aplauso que para vosotros pido
Viva la Feria, Viva Villahermosa.
27 agosto 2010

iglesia parroquial s. XIV

1 comentario:

  1. Gracias por publicar un blog como este.Un saludo desde Vigo.

    ResponderEliminar

si comentas, dialogas conmigo