martes, 6 de agosto de 2013

Pederasta

Un caso bochornoso de indultos inducidos acaeció bruscamente, alterando las pretendidas relaciones de nuevo amistosas entre los reinos de Marruecos y España.
Ha sido tal la torpeza de la diplomacia, que un pederasta está fuera de jurisdicción y lleno de inhumanidad. Su cárcel es Marruecos. Y con él habían de ser degradados los muñidores de esta tropelía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo