miércoles, 29 de agosto de 2012

«¡Que te pego, leche, que te pego!»


Me estoy muriendo
 
"«¡Que te pego, leche, que te pego!»", decía al Ministro Boyer el Sr. Ruiz Mateos el 3 de mayo de 1989. Tras 23 años dice ahora, a la puerta de un juzgado donde ha sido conducido,  "me estoy muriendo". Es este señor un personaje de los que hacen de España un circo. Nota: pido todos los perdones por usar la referencia "circo", siendo como es éste un arte escénico de la máxima belleza.
Podría incluirse el personaje sencillamente en el bando de los delincuentes  -"la magistrada instó al empresario a "no reírse de la Administración de Justicia"-  y sería más apropiado.
3 de mayo 1989: «¡Que te pego, leche, que te pego!»


Ruiz-Mateos: ¡Hasta que no estés en la cárcel no pararé. No me conoces. Eres un cretino, un farsante, un impostor y un culpable de lo que han hecho!
Miguel Boyer: (Visiblemente nervioso  y con la voz entrecortada). Ya ven ustedes, ya ven ustedes si no es cinismo el que este individuo me acuse de injurias. Esto es un circo, sois unos payasos.
Ruiz-Mateos: ¡No digas mentiras, no digas mentiras!
Acto seguido, Ruiz-Mateos empuja a los periodistas y guardaespaldas y consigue acercarse a Miguel Boyer. Por encima de los hombros de varias personas, y hablando entre dientes, lanza un puñetazo al ex ministro y le tira las gafas al suelo, que se rompen).
Ruiz-Mateos: ¡Mira, maricón, vente a la calle y quítate la protección y peleemos como machos y como hombres para que no digan. Eres un malvado, y hasta que no acabe contigo no pararé. Esto te lo digo en serio!
Boyer, rodeado por sus guardaespaldas, consigue alejarse del empresario jerezano, y dice: «Lo que quiero es salir».
Leer más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo