jueves, 23 de septiembre de 2010

TRATA DE PERSONAS, NO.

Hoy 23 de septiembre, condenamos la trata de personas, un crimen que afecta a más de 4.000.000 en el mundo, según el programa de población de la ONU. La Trata de Personas es el comercio de seres humanos captados por violencia, engaño o abuso de un estado de desamparo o miseria, con el propósito de reducir a esas personas a la servidumbre o esclavitud y obtener de ellos ganancias, ya sea explotándolos sexualmente en la prostitución ajena, en formas diversas de trabajo esclavo o para la extracción de órganos destinados a trasplantes. UNICEF calcula que alrededor de 180.000.000 de niños de 5 a 17 años (1 de cada 8 en todo el mundo) están empleados en las peores formas de trabajo infantil y más de 1.000.000 es víctima de la trata, un negocio que produce mil millones de dólares anuales que se reparten entre los propios familiares de las víctimas, los traficantes y los funcionarios públicos que actúan en complicidad. Es una actividad delictiva altamente rentable, sólo detrás del tráfico de armas y drogas. Se considera como la esclavitud del siglo XXI. Frente a esta problemática resulta central poder fortalecer el compromiso y la participación de todos los ciudadanos para hacer frente a este delito, difundir su conocimiento y los derechos de las personas, así como generar conciencia sobre los peligros que involucra y la necesidad de prevenirlos. La trata de personas es la actividad depredadora de la especie humana. Depredación sobre su propia especie. La educación es urgente y ha de ser universal, como estipulan los objetivos del milenio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo