jueves, 15 de julio de 2010

El Debate

Debate metafísico y teológico

Aunque me cueste, señor Rajoy, yo trabajaré para que España gane. Aún no se ha preguntado qué puede hacer usted contra la crisis, sino que está obsesionado por lo que la crisis le puede aportar a usted electoralmente. el Presidente Zapatero pide consideraciones sobre cuál ha de ser la estrategia para mejorar la economía, crecer en empleo y mantener el estado de Bienestar. A su juicio deben adoptarse medidas para mejorar la eficiencia de la administración, modernizar los servicios públicos y la justicia, avanzar en la innovación aplicando el conocimiento a la empresa, internacionalizar más la economía y acordar el diseño del sector energético. El Presidente en su planteamiento del debate hizo también un apunte sobre el Estatuto de Cataluña, extendiendo el debate a todo el Capítulo VIII de la Constitución española, que constituye la doctrina de la España de las Autonomías. Había comenzado la sesión matinal del Pleno de los Diputados a las 12 horas y terminaba a las 14. A las 4 de la tarde se entonó la doble salmodia, que resume el debate:

Una fue España como problema. Un debate sobre la identidad del Estado, que usó Durán i Lleida para anunciar su ruptura con Zapatero y a doña Rosa Díez para leer una soflama patriótica. Un debate ya producido por el regeneracionismo de finales del XIX, ante la aparición de los nacionalismos. Un segundo tema lo expuso, al comienzo de la tarde, con el laconismo que le caracteriza, Rajoy del PP. El tema era teológico: se ha perdido la fe en usted, dijo apostrofando al Presidente y acusándole de apóstata de la confesionalidad socialdemócrata. En estas metafísicas, discurrió el debate el día 14 hasta las 22:30 horas. Las respuestas a la economía, al paro; la defensa del Estado del Bienestar vendrán del Gobierno. Se atisba que no solo: El PNV y CC no se levantan de la mesa del acuerdo. Rajoy, porque no cree en Zapatero, propone, como única propuesta, disolver las Cortes y convocar elecciones; Zapatero le acusa, parafraseando a Kennedy: Aún no se ha preguntado qué puede hacer usted contra la crisis, sino que está obsesionado por lo que la crisis le puede aportar a usted electoralmente. Aunque me cueste, señor Rajoy, yo trabajaré para que España gane. Zapatero ha comprometido políticas acordadas en el G-20, grupo en el que España se ha ganado un puesto, en el Ecofín y que no son improvisaciones, sino gobierno, como lo hace Alemania, Reino Unido o Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo