jueves, 19 de noviembre de 2009

Economía con corazón

La educación es la clave de bóveda de la ciudadanía. Ángel Gabilondo, Ministro, ha comparecido en la Comisión Congreso-Senado para la Unión Europea. La filosofía neoliberal y unilateral concebida en 1979, tras la caída del muro de Berlín, derivó en una dogmática política neoconservadora, cuya máxima ley ha sido la depredación incluso del Planeta y la ganancia por abundamiento. Corrido un ciclo, comenzado en los países anglosajones y muy principalmente en los Estados Unidos de América, ha tenido metástasis en todas las economías que parecían consolidadas, entre ellas España, ciertamente en toda Europa. El Ministro Ángel Gabilondo ha hablado del corazón de la economía. Ésta exige diseñarse sobre los principios de igualdad e innovación. La economía ha de tener corazón y éste, para la economía, es la educación. Se pretende establecer sistemas educativos no uniformes, sino equiparables, comparables y compatibles. Bolonia se plantea el reto de más autonomía, sí, y sintonía y armonización, al menos entre la enseñanza superior en esos 46 países que integran el espacio europeo “del proyecto Bolonia”. Los enunciados son la igualdad y la innovación, para el bienestar económico, también para el bienestar de la conciencia, que tiene como encima el saber, el entender y entenderse. Ángel Gabilondo presentó un programa para la dignidad. El Ministro del Gobierno propone también contribuir a la Alianza de Civilizaciones y a la prosperidad económica, dos prioridades del Gobierno Socialista español. A pié de la extraordinaria exposición del Profesor, Rector y Ministro Ángel Gabilondo, anoté yo los objetivos de la Fundación Baile de Civilizaciones, en aras a la Paz por el Mediterráneo: consideración de agentes de educación a los profesores; considerar las ciudades espacios educativos; elaborar programas –aulas de Paz por el Mediterráneo- de aprendizaje permanente.
La clave es la dovela central de un arco, o una bóveda. Suele ser de mayores dimensiones que las demás dovelas, y a menudo está decorada, pero no por razones funcionales sino estéticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo