domingo, 5 de julio de 2009

LA PAZ ES LAICA

El pasado 4 de junio, el Presidente de los Estados Unidos de América, en la Universidad de El Cairo, saludaba “assalaamu alaykum”.
Este amable saludo me trae recuerdos de El Sahara del exilio. Estos mismos días miles de familias españolas recibimos, para vacaciones en paz, a los hijos e hijas de “españoles del Sahara”, exiliados en los campamentos de Tindouf, porque se les quedó la tierra ocupada junto al mar allá por el año 75.
Con el evocador saludo del Cairo, leo que Barack Obama ha nombrado a Farah Pandith, mujer estadounidense de origen indio, representante especial de los Estados Unidos de América para las comunidades musulmanas. Se escenifica de este modo “un nuevo comienzo entre EEUU y los musulmanes, basado en el interés y el respeto mutuos, en el hecho de que Estados Unidos y el Islam no se excluyen mutuamente y no es necesario que compitan”. Traidora mezcolanza de ciudadanía y religión. No son “los Estados Unidos y el Islam” los que se exigen respeto, sino que, con independencia de los credos, los Estados Unidos y los países ribereños mediterráneos deben procurar la Paz, nacida del respeto y la ayuda mutua. No es la identidad religiosa el cimiento de la arquitectura política. Quienes estamos llamados a entendernos, a respetarnos, incluso a querernos somos los ciudadanos. La paz es laica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo