martes, 23 de agosto de 2011

Alienación

¿Quién no tiene su vestido azul? ¿Quién no almuerza y no toma el tranvía?
. . .
!Yo que tan sólo he nacido!

“Altura y pelos” (OPC, 127)
César Vellejo

Hoy subimos a post principal del blog la sección “Verso de Martes”. El verso es la imagen, que hemos tomado prestada: una alegoría del fenómeno social presente. Hay una larva que destruye la realidad, transformándola en pagarés avalados por el Estado.


Cada vez somos más todos, casi, sólo nacidos solos.
La alienación, decíamos en Filosofía, se caracteriza por la transformación de fenómenos y relaciones, cualesquiera que sean, en algo distinto de lo que en realidad son. A este fenómeno alguien lo ha llamado transustanciación, un ejemplo sagrado es el que se produce durante la celebración del memorial cristiano, decíamos en Teología. En este trance crítico lo que estamos celebrando es el intento continuo capitalista de convertir todo en dinero. El valor personal se tasa en oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo