sábado, 12 de marzo de 2011

Bienvenido, de nuevo, Sr Ministro

Don Alfredo Pérez Rubalcaba
Pérez Rubalcaba ya está en casa. Controlado el proceso infeccioso, puede mantener un tratamiento que le permita trabajar. Le deseo sinceramente salud y acierto en el Gobierno. Con motivo de su hospitalización, alguien ha mostrado un preocupante fondo de alma. La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados ha venido a decir que no hay que sofocarse por los planes globales para salir de la crisis, que es mejor la tranquilidad. Peridis dibuja a Rajoy como un príncipe tumbado a la espera. Si no, ya se sabe, puede uno acabar en un hospital, como le ha pasado a alguno. Cuando escuché a la dirigente popular, una chica tan de buena clase, remilgadita y mirona de sí de reojo, acostumbrada al espejo, no podía haber escuchado, me dije, lo que parecía una ironía, rayana en el sarcasmo, sobre Rubalcaba enfermo. No le daba crédito hasta que escuché a su compañera de filas Celia Villalobos. Ésta, ya mayor y experimentada incluso en las lides de Ministra, que le permitieron saborear sin peligro el caldo de zancarrón de vaca loca. Mujer, pues aguerrida y curtida. Para conseguir los aplausos, que los consiguió sonoros, no tuvo empacho en alabar las dotes soldadescas de su portavoz. Sí, porque a una, a la María Teresa Fernández de la Vega, a esa, ya la ha mandado a su casa y a este otro, el Rubalcaba, al hospital. Si los aplausos entre risas de los correligionarios populares para Sáez de Santamaría fueron elocuentes, los que recibió Celia Villalobos fueron de plaza grande. http://www.elpais.com/audios/espana/Soraya/Saenz/Santamaria/Celia/Villalobos/ironizan/enfermedad/Rubalcaba/elpaudnac/20110310csrcsrnac_2/Aes/
Y dicen que van a ganar las elecciones. Ojos para ver. No puede ser lo que entendí a Soraya y Villalobos confirmó; en cuanto al resultado electoral no puedo creer que los aplausos del corro corifeo al que me refiero puedan arrastrar votos para el sarcasmo. Ellos solos se lo dicen y ríen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo