martes, 2 de febrero de 2010

El Pacto Gabilondo


La palabra en la política
“Será el primer acuerdo usar la palabra para debatir y en su caso acordar, nunca para zaherir y en su caso ganar”, avisa Gabilondo. Está convencido el Ministro de no saber la verdad y siente la necesidad de buscarla. Este es el sentimiento que explica su enamoramiento de la palabra. Angel Gabilondo Pujol, Ministro de Educación desde el 7 de abril de 2009, tiene la firme convicción de que el camino que nos lleva al conocimiento, el buril del concepto, es la palabra. La conversación es la metodología del filósofo y también lo debe ser del político. Ángel Gabilondo, Ministro, ha instalado el debate en su quehacer político y pretende hacer posible el pacto sobre educación. ¿Cuál es el sistema educativo bueno? Las más de 100 medidas puestas sobre la mesa para el debate, precedente del pacto acordado, son las contenidas en 23 documentos aportados por 23 Asociaciones cívicas, en 11 provenientes de 11 Comunidades Autónomas y 1 proveniente de un conjunto de 6 Autonomías con Gobiernos del PP. Los 35 documentos son papeles para el diálogo sobre cómo mejor atender la demanda educativa de la sociedad. Tenemos el deber de adquirir excelencia de personalidad de nuestros hijos, sin olvidar que la educación es un derecho que debe ejercerse durante toda la vida, para mayor dignidad personal. La política está servida. El PP puede aumentar, no procurando el pacto, la nostalgia del filósofo Ángel Gabilondo, que en su modo de comparecer Ministro, muestra, una cierta melancolía, al igual que dicen que la mostró el estoico Marco Aurelio cuando fue coronado emperador. Lo que el PP conseguirá ciertamente es descalificarse como Gobierno. Pues no sólo la Filosofía, en su intento de satisfacer la curiosidad sobre la verdad, considera el mejor método el debate, sino que la Política, en su intento de marcar las condiciones de lo bueno, exige en su misma esencia acuerdo y pacto. De lo contrario no sería Política, sino Religión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo