sábado, 16 de enero de 2010

Unión por el Mediterráneo

Presentamos un texto creado por José Monleón para la Fundación Baile de Civilizaciones. Lo ofrecemos a la Presidencia española del Consejo de Europa, que tiene entre sus prioridades impulsar la Unión por el Mediterráneo. Por el Mediterráneo todos somos y en él muchos queremos dejar, como lo hizo Safo, nuestra nostalgia de el porvenir. La Fundación Baile de Civilizaciones entona el slogan: "ciudadanía del mundo, uníos por el Mediterráneo".

"No sé quién fue el primero, pero, desde entonces, todos tenemos dos raíces, una en la tierra y otra en el viento, dos memorias y un proyecto escondido. Somos los mediterráneos.
Una raíz creó el ciprés y los almendros, las aldeas y el arado, y la otra la filosofía y el teatro, los caminos y el viaje.
Una memoria se aferró a las luces cercanas del amor y de los bienes, la otra se pobló de naves y fantasmas, de ciudades sumergidas, de atardeceres habitados por gentes hermosas ya desaparecidas.
¿Y el proyecto?
Guarda en nosotros el regusto de aquella dulce tarde de Atenas, cuando las gradas del teatro Dionisos cobijaron a los primeros y quizá últimos brujos de la historia... En la escena, cubiertos con sus máscaras, esbeltos y erguidos sobre sus coturnos, varios actores alzaban sus voces en medio del silencio. ¿Qué invocaban? ¿Por qué ese silencio? ¡Era el proyecto! ¡El proyecto que, dos mil quinientos años después, sigue esperando en el corazón de tantos mediterráneos. Hablaban de la tragedia de tantos seres humanos y se preguntaban, por medio de extrañas historias, donde se mezclaban dioses, reyes y gente llana, si algún día sería posible la paz y la armonía. De momento tenían la palabra, sólo la palabra. Pero todos sabían que eso no era bastante... Y las crónicas cuentan que aquellos aprendices de brujos murieron sin ver cumplido su deseo.
Quizá por eso, dos mil quinientos años después, mecidos por la memoria del desorden, tantos mediterráneos guardamos escondido aquel viejo proyecto. Y a menudo nos congregamos, si es posible cerca del mar, como en el antiguo Teatro Dionisios, para evocarlo.
No sé quien fue el primero, pero, desde entonces, todos tenemos dos raíces, una en la tierra y otra en el viento, dos memorias y un proyecto. Ahora nos atrevemos a nombrarlo, Y hasta es disfraz en muchos carnavales. La palabra es democracia…
El idioma es la danza. Bailamos contigo.
José Monleón
Director del Instituto Internacional del Teatro del Mediterráneo
Presidente de Honor de la Fundación Baile de Civilizaciones."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo