jueves, 13 de septiembre de 2012

Doña Esperanza no tiene quien le enseñe



Iosu Uribetxebarria Bolinaga  morirá en casa en lugar de encarcelado. Es  la “epiqueya”,  aplicada por la sección primera de la Sala de lo Penal,  al ratificar la libertad condicional para el etarra, desestimando el recurso de apelación, presentado por la Fiscalía y aduciendo "razones humanitarias"
Platón  (294 a-c) afirma que la prudencia del hombre en cualquier asunto público está por encima de las leyes. También Aristóteles y Alberto Magno  y Tomás de Aquino (santos) usan esta justa figura, al igual que  recomienda aplicarla Francisco Suárez S.I., conocido como Doctor Eximius (1548-1617), teólogo, filósofo y jurista español.  El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, 22ª ed., define la “epiqueya”: "f. Interpretación moderada y prudente de la ley, según las circunstancias de tiempo, lugar y persona". El aforismo latino Summum ius summa iniuria es una cita original de Cicerón, que, de los cinco magistrados, uno no comprendió. Tampoco doña Esperanza Aguirre, al parecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

si comentas, dialogas conmigo